lunes, 24 de septiembre de 2012

A 200 años de la Batalla de Tucumán

Hace dos siglos, el Ejército del Norte, al mando del abogado y general Manuel Belgrano, a quien secundara el coronel Eustaquio Díaz Vélez -en su carácter de mayor general-, derrotó a las tropas realistas del brigadier Juan Pío Tristán, que lo doblaban en número. Con ello, detuvo el avance realista sobre el noroeste del actual argentino, entonces Provincias Unidas del Río de la Plata. El triunfo en el Campo de las Carreras cambió el curso de la historia, hasta entonces desfavorable para el ejército patriota, y aseguró la Revolución de Mayo. En la Guerra de la Independencia, la Batalla de Tucumán se libró durante el 24 y el 25 de septiembre de 1812. La batalla de Tucumán tiene un significado especial en la causa de la Revolución, dado que frenó la avanzada realista, y es el primer acto del triunfo argentino del norte, del cual el segundo es la batalla de Salta. Más allá de la trascendencia que tuvo la batalla librada en Tucumán el 24 de septiembre de 1812, desde el punto de vista político, también es significativa desde el aspecto militar. Las batallas de Tucumán y Salta, son las únicas de carácter campal dadas contra los españoles en el territorio argentino. Y esto les da a esos triunfos un significado singular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada